Te protegemos frente a la

Depresión

¿Qué es la depresión?

La depresión no es estar mas triste de lo habitual, no es estar pasando una mala racha, no es que ante situaciones frustrantes o desagradables nos hundamos anímicamente; no, la depresión es una enfermedad. Afecta a un 10 % de la población y, según la Organización Mundial de la Salud, para el año 2030 será ya la primera causa de discapacidad.

Como toda enfermedad médica tiene unos síntomas que juntos conforman un síndrome: el síndrome depresivo. Lo fundamental y primario es que hay un ánimo deprimido; no es tristeza, es un ánimo diferente, con una cualidad y tonalidad que en algunos casos puede llegar a la total anestesia afectiva. Ese animo deprimido va acompañado de otros síntomas, como la imposibilidad de disfrutar de las vivencias placenteras que nos regala la vida, el decaimiento tanto físico como psiquico, la desesperanza ante el futuro, la sensación de que el paso del tiempo se ha enlentecido y el día desde su inicio es un transitar amargo y lleno de penalidades; cuesta trabajo dormir, aunque ese sea el momento mas deseado del día porque se interrumpe el sufrimiento; comer deja de ser una necesidad y un disfrute para ser casi una obligación.

Causas de la depresión

Siendo la Psiquiatría una especialidad en la que el diagnóstico se fundamenta en los síntomas , los avances en las técnicas que nos permiten ver como funciona el cerebro humano ( neuroimagen cerebral ) demuestran que en el paciente deprimido hay una alteración neurobiológica, una afectación de los circuitos que regulan el ánimo.

La creencia más habitual es que la depresión siempre es producto de un acontecimiento adverso o negativo en la vida , pero como en todas las enfermedades el origen es una conjunción de factores genéticos, biológicos, psicosociales y ambientales.

Tratamiento

El primer paso es identificarla; una entrevista rigurosa y detallada, pero fundamentada en la empatía es la piedra angular . Esto nos permite determinar esos factores que la provocan para que podamos aplicar la terapia adecuada en cada caso; aunque los síntomas son comunes, cada paciente, como cada persona, es diferente. Es el momento en el que diseñamos, estructuramos y planificamos los pasos  de un tratamiento personalizado en el cual las herramientas farmacológicas, psicoterapéuticas, de intervención familiar, psicosocial y laboral, tengan la proporción adecuada para alcanzar el resultado que ambos, paciente y psiquiatra, buscamos: la curación.

Si tienes alguna duda sobre nuestros tratamientos no dudes en contactar con nosotros